Consejos para comer en París

Consejos para comer en París Dejar un comentario

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 voto, promedio: 4,00 sobre 5)
Loading ... Loading ...
comer bien Paris

Aunque la gastronomía española se ha convertido en una de las referencias europeas y mundiales, no podemos olvidar que Francia ha ocupado durante muchos años una posición de liderazgo en lo que al buen comer se refiere.

Ahora que tan de moda está el “turismo de experiencias”, una de las grandes experiencias que debemos vivir en nuestro viaje a París es probar la exquisita gastronomía nacional, rica en platos y sabores.

En esta sección no pretendemos inundar al lector con listados de lugares para comer ya que sería una labor inutil , a la vista de la inabarcable variedad de establecimientos de la ciudad. Nuestro objetivo es ilustrar con una serie de consejos prácticos para elegir bien y saber moverse mejor frente a una mesa y mantel parisina.

¿Dónde comer?

Las guías gastronómicas más importantes son Michelin y Gault Millau. Hay buenas reseñas también en Time Out Paris.

En general, las guías de turismo suelen estar bien informadas de los locales más visitados y populares de cada barrio. En cualquier librería de París podrás encontrar decenas de libors y guías de lugares para comer en la ciudad.

Otra opción es la información valiosa que te puede prestar alguna persona que viva en la ciudad o el conserje del hotel.

En nuestra web puedes reservar directamente online una mesa en un encantador restaurante de París. Es un servicio cómodo para reservar una comida o cena, en un local con garantías y con descuentos en tu menú.

La primera impresión

Los franceses cuidan bastante las formas, por ello tenemos que hacer un esfuerzo especial para multiplicar los Bon Jour y los Merci.
Otra cosa llamativa para los hispanos que entran en un restaurante de París es el nivel de ruido, bastante inferior a lo que estamos acostumbrados. Los franceses suelen usar un tono de voz bastante tranquilo, para no molestar a los otros comensales.

Bebidas

Cada vez se admite con mayor indiferencia el pedir agua del grifo o Carafe d’ eau. No hace falta gastar en agua mineral. También se suele pedir el vino en jarra, lo que se conoce como vino de la casa, de buena calidad casi siempre.

Zonas turísticas

Salvo raras excepciones las zonas más turísticas son candidatas a tener restaurantes caros y de poca calidad. Es lógico, son establecimientos que no necesitan promoción ni un alto nivel de excelencia en su cocina para estar llenos.

De todas formas no hay que rechazarlos de plano. Seguramente muchas personas valorarán más unas excelentes vistas a una cocina más o menos elaborada. El restaurante de la Torre Eiffel o los restaurantes que miran a Notre Damme puede que carezcan de estrella Michelin, pero el marco en el que se encuentran son ya un atractivo notable.

La opción del picnic

París está llena de pequeños supermercados, tiendas delicatesen, pastelerías, panaderías, tiendas de queso, de vino etc. ¿Por qué no aprovecharlo? Si el clima lo permite, puede ser una gran idea montarse un picnic en cualquier parque de la ciudad o junto a algún gran monumento.

Cómprate una botella de vino (no hay que gastarse mucho para beber bien), una baguette recien hecha y álgún queso o embutido típico y ya tienes la comida solucionada. Termina en alguna pastelería, chocolatería o crepería. Barato, auténtico y típico.
Los mercados de barrio o los mercadillos gastronómicos que hay en cada barrio son otra buena opción para surtir ese picnic.

Las mejores calles para comprar comida son la Rue du Rivoli, la Rue de Mouffetard y la de Montorgueil

Regional e internacional

No hay por qué limitarse en lo gastronómico. Al igual que en España tenemos los restaurantes gallegos o vascos, en Francia disponen de una especialización regional que nos hace descubrir nuevos sabores. En París, también se puede disfrutar de   excelentes lugares para probar cocina de todo el mundo: fantásticos italianos,   orientales, marroquíes y turcos, entre otros, abundan casi en cada esquina.

El café

Si se pide un café sin más te servirán una taza pequeña con un oscuro café expreso. Si lo deseas con leche tienes que pedir un “cafe creme” o un “cafe au lait”.

Enlaces relacionados:

Comer en París

Cenar en la Torre Eiffel

Comentarios

Cuentanos tu experiencia: