Platos típicos de la cocina francesa

Platos típicos de la cocina francesa Dejar un comentario

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (12 voto, promedio: 3,92 sobre 5)
Loading ... Loading ...
Cocina francesa

La cocina francesa es considerada una de las más elaboradas y refinadas del mundo. No en vano, terminos como la “Haute Cuisine” o la “Nouvelle Cuisine” son originarios de este país.

En tu viaje a París seguro que te verás tentado por los suculentos platos de la cocina nacional, y para que vayas prevenido/a comentamos en esta sección qué te puedes encontrar en los restaurantes franceses, o sea, los platos típicos de la cocina francesa.

Vinos y quesos

Una característica típica de la mesa francesa es la presencia de excelentes vinos y quesos.

Los franceses toman el queso tras los platos principales y antes del postre. Es un buen pretexto para acompañar lo que queda de la copa de vino. Muchos españoles tenemos la inercia de tomarlos antes de la comida como aperitivo … ¿por que no?.

El catálogo de quesos supera los 400 aunque no llegan a 60 los que disfrutan de denominación de origen protegida.  Curiosamente los franceses son los habitantes del mundo que más consumen queso por persona al año.

Algunos quesos franceses populares:

- Camembert – Una conocida marca que ha atravesado fronteras y que es fácil de encontrar en España. Es un queso blando y suave, de leche de vaca propio de la región de Normandía.

- Queso Brie – También de leche de vaca, es un queso típico de Ile de France y es característico por su forma aplastada y fina, y por su peculiar olor. También es facil de encontrar fuera de Francia.

- Queso Rochefort – Queso azul de leche de oveja y de sabor y olor inconfundible. Se pueden encontrar otros similares como el Bleu d’Auvergne o el French Bleu des Causses.

- Boursin – Un agradable queso cremoso untable, propio de la región de Ile-de-France. Muy sabroso, de leche de vaca. Puede tener sabores:  ajo, finas hierbas,  higos o pimentón. Digamos que es el precursos del queso Philadelphia.

- Reblochon – Queso suave y de corteza limpia, muy parecido al Brie. Propio de la región de Saboya. Como curiosidad, se produce con la segunda leche del día de la vaca.

- Munster – Queso de sabor fuerte de las regiones de Alsacia y Lorena. De origen monástico (de ahí su nombre). Es un queso blando y la corteza queda de color amarillo a rojo anaranjado.

- Époisses – Queso muy sabroso y con elevada materia grasa. Tiene una elaboración compleja en la que intervienen agua salada e incluso agua de lluvia. La característica más destacada de este queso es su fuerte olor, acre, agresivo,   penetrante, y, con buqué, lo que llevó a que fuera prohibido   llevarlo en el transporte público francés. Es de vaca y lo hacen en la Borgoña.

- Vieux Boulogne – Es considerado el queso con el olor más fuerte del mundo, toda una pesadilla para las alacenas y un regalo ideal para tu enemigo.  Sin perjuicio de ello, es una delicia. Lo hacen en los alrededores de Boulogne-sur-Mer.

¿Dónde comprar quesos franceses?

En París, casi en cada esquina, hay pequeños comercios donde es fácil encontrar variedad de quesos franceses. Además abundan las tiendas delicatessen, mercados gastronómicos e incluso locales especializados.

Nuestro consejo para el máximos ahorro y si se quiere tener una idea general es acudir a cualquier supermercado de barrio si se quiere obtener variedad a buen precio. Eso sí, hay que empaquetarlos bien y prever un lugar para conservarlos cuando lleguemos a casa, sobre todo para que el olor no nos recuerde durante días que los quesos siguien ahí.

Platos principales: lo más típico de Francia

En la mesa de un restaurantes francés las posibilidades son amplias. Vamos a enumerar algunos platos típicos:

Platos típicos por regiones :

Bordeaux   • Perigord • Gascony • País Vasco francés

Puedes probar el delicioso Jamón de Bayona y los exquisitos foie grass locales. El pollo y el pavo se prepara muy bien. La ternera es excelente, en la zona se crían especies de carne como la Blonde   d’Aquitaine, Boeuf de Chalosse, Boeuf Gras de Bazas, y la ternera Garonnaise. El cordero regional se conoce como Agneau de Pauillac y no se pueden dejar de probar los vinos de Burdeos.

De esta zona es el licor Floc de Gascogne.

Toulouse   • Quercy • Aveyron

De esta zona es el típico Cassoulet, legumbres blancas preparadas con carnes variadas, posíblemente el guiso de cazuela más popular de Francia.

Las chacinas son muy conocidas y muy típica es la salchica de Toulouse (saucisse de Toulouse).Toulouse es la zona de los platos de cuchara.

Champagne • Lorraine •   Alsace

Además del popular Champagne, estas regiones cercanas a Alemania recogen su tradición culinaria con platos como la deliciosa y típica Quiche Lorraine (un pastel salado preparado con infinidad de ingredientes: champiñones, jamón, nata …).

Algo más dificil para el paladar español es el Chucrut o choucroute (un plato a base de coles fermentadas, que suele ser acompañante de carnes y embutidos).

Nord–Pas-de-Calais   • Picardy • Normandía • Bretaña

Las regiones del norte francés son ricas en marisco y pescado. Ostras, bogavantes, rape …

Los galettes son muy típicos, una variante de crepes salados. En la cocina francesa se rellenan normalmente las galettes con ingredientes salados (bechamel, quesos, carnes, setas, etc) reservando las crêpes para los   postres.

Los productos del campo y sobre todo las manzanas, las alcachofas y la coliflor, son muy famosos en toda Francia.

El Valle del Loira • Francia central

Los platos ideales para tomar de la tierra de los castillos son las Rillettes (una pasta para untar a base de carne picada, sal ,especias y vino) y la Andouillette, una deliciosa salchicha que se acompaña de mostaza.

Lyon-Rhône-Alpes

De estas regiones nos gustan la Fondue savoyarde, ( a base de queso fundido y vino en el que se sumerge el pan) y la Tartiflette (un delicioso gratinado de patatas, nata, queso y carne de cerdo).

Un punto aparte merece la ciudad de Lyon, meca mundial de la gastronomía. Sus   carnes ahumadas, el salchichón, el pollo “bresse” y la tarta lyonnais, son algunas de las características delicias de esta ciudad.

Provenza • Costa Azul

Estas regiones agrícolas son las reinas de la huerta de Francia. El aceite de oliva es otras especialidad.

Las hierbas provenzales son célebres y se utiliza mucho la lavanda.

Los platos más famosos son la Bullabesa, una sopa de diversos pescados a veces servidos enteros.” Es un plato   tradicional de la provincia de Provenza y en particular de la ciudad de Marsella. Es muy similar a la Caldeirada portuguesa.

Muy típico es el Ratatouille o pisto, una mezcla de verduras con tomate. Las ensaladas son otra especialidad.

Otros platos típicos.

No podemos olvidar nombres como:

- Coq au vin – Pollo con verduras, vino, tomillo y laurel.

- Pot-au-feu – Carne de buey con verduras y especias.

- Confit de pato -  Para prepara un confit, la carne de pato se frota con sal y ajo, se cubre y se enfría   por hasta 36 horas.

- Escargots – Caracoles servidos con su caparazón y aderezados con ajo, mantequilla y perejil).

- Foie de canard – Patés de pato y oca. Hay mil variedades

- Tapenade – una pasta para untar a base de aceitunas negras machacadas. Se toma de aperitivo con pan.

- Moules frites – mejillones gritos con patatas

Enlaces relacionados:

Comer en París

Dulces y repostería francesa

Comentarios

Cuentanos tu experiencia: